Saltar navegación

Historia

Hace 4.600 millones de años, cuando se formó el planeta, la mayoría de la atmósfera primitiva se perdió en el espacio. Los nuevos gases y el vapor de agua que se fueron liberando de las rocas se mantuvieron en torno a la Tierra a causa de la gravedad y formaron su envoltura gaseosa.

En sus primeras épocas, la atmósfera estaba formada por vapor de agua y dióxido de carbono (CO2), pero no tenía oxígeno. Su composición cambió gracias a la actividad fotosintética de los seres vivos, que empezó a introducir oxígeno y ozono hace unos 2.000 o 2.500 millones de años. La mezcla de gases fue cambiando lentamente y hace unos 1.000 millones de años, la atmósfera alcanzó su composición actual.

 Composición histórica de la atmósfera

Hoy en día los seres vivos siguen desempeñando un papel fundamental en el funcionamiento de la atmósfera. Las plantas y otros organismos fotosintéticos toman CO2 del aire y devuelven O2, mientras que la respiración de todos los seres vivos y la quema de combustibles realiza el proceso contrario: consume O2 y devuelve CO2 a la atmósfera.

Funcionamiento de consumo y devolución de los seres vivos a la atmósfera del oxígeno y el dióxido de carbono

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar