Saltar navegación

Concepto de 'contaminantes'

Contaminación

La contaminación atmosférica no es la misma en todos los sitios. Distintos contaminantes son emitidos a la atmósfera por fuentes muy diversas entre las que se encuentra la industria, el transporte, la agricultura, el tratamiento de residuos y los hogares. Algunos contaminantes del aire son emitidos por fuentes naturales. Las empresas, los edificios públicos y los hogares son responsables de aproximadamente la mitad de las emisiones de PM2,5 y de CO.

Fuentes de contaminación atmosférica (en la imagen superior. Origen: “El aire que respiramos”, Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA).)

  1. En torno al 90% de las emisiones de amoniaco y el 80% de las emisiones de metano provienen de la agricultura.
  2. Alrededor del 60% de los óxidos de azufre provienen de la producción de la energía eléctrica.
  3. Numerosos fenómenos naturales, entre ellos las erupciones volcánicas y las tormentas de arena, emiten contaminantes a la atmósfera.
  4. Las descargas de minas de carbón y el transporte de gas a larga distancia son fuentes de metano.
  5. Más del 40% de las emisiones de óxidos de nitrógeno provienen del transporte por carretera. Cerca del 40% de las emisiones de partículas PM2,5 provienen del transporte.
  6. El uso de combustibles (sector transporte, doméstico, producción y consumo de energía) es la principal fuente de contaminación atmosférica.

Clasificación de las sustancias

Hay diversas maneras de clasificar las sustancias contaminantes en función de distintos criterios. En cuanto a su procedencia, se agrupan de la siguiente forma:

  • Primarios: proceden directamente de las fuentes de emisión. 
    1. Gaseosos:
      • Dióxido de azufre (SO2)
      • Monóxido de carbono (CO)
      • Óxidos de nitrógeno (NOx)
      • Hidrocarburos (HC)
      • Dióxido de carbono (CO2)
    2. No gaseosos:
      • Partículas: su procedencia y composición es muy variada.
        1. Restos de combustión de fuel, gas-oil o alquitranes
        2. Erupciones volcánicas
        3. Incendios
        4. Intrusiones de material particulado
        5. Incineraciones no depuradas de residuos
      • Metales pesados: plomo, cadmio, mercurio, etc.
  • Secundarios: se originan en la atmósfera como consecuencia de reacciones químicas que transforman los contaminantes primarios.
    1. Ozono (O3)
    2. Trióxido de azufre (SO3)
    3. Ácido sulfúrico (H2SO4)
    4. Dióxido de nitrógeno (NO2)
    5. Ácido nítrico (HNO3)

Los contaminantes causan distintos efectos negativos sobre el medio y los seres vivos. Además, algunos contaminantes secundarios son responsables de importantes alteraciones en la calidad del aire.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar